Tutús de diseño

El vestuario es una pieza fundamental en las coreografías clásicas, además de la necesaria funcionalidad que requiere para que los bailarines puedan realizar los diferentes movimientos, es innegable la función estética  y simbólica que cumple. El tutú es la prenda más representativa de la danza clásica, existen varios tipos; románticos, clásicos y variaciones adaptadas a las obras contemporáneas. En los últimos años, reconocidos diseñadores se han acercado al mundo del ballet elaborando piezas de alta costura, estos son los tutús de diseño que hemos seleccionado:

Karl Lagerfeld diseñó en exclusiva el tutú para la representación de “La Muerte del Cisne” que se estrenó para conmemorar el centenario de los Ballets Rusos.

En la confección del tutú trabajaron tres personas, dedicaron más de 100 horas de trabajo y utilizaron más de 2.500 plumas. En la última prueba de vestuario, Elena Glurdjidze, primera bailarina del Ballet Nacional Inglés, realizó una representación para el diseñador en los salones de Alta Costura de Chanel.

Erdem, Giles o Moschino también crearon sus propios diseños de tutús en colaboración con el Ballet Nacional Inglés. Destacamos el siguiente diseño de Franco Moschino, un tutú en negro adornado con botones de perla en el que se incorporan elementos icónicos de la marca, la M de Moschino.

No nos podemos olvidar de los diferentes tutús y corpiños que lució la actriz Natalie Portman en el film “Black Swan”. En esta ocasión fueron las hermanas Laura y Kate Mulleavy de Rodarte quienes elaboraron estos espectaculares diseños.

 

Por último, destacamos los diseños de Jesús del Pozo. Su pasión por las artes escénicas le llevó a crear el vestuario del ballet “Las Cuatro Estaciones” del Ballet Nacional de Cuba, de Alicia Alonso.

Y tú, ¿Conoces algún otro diseño?